Archive | Testimonios RSS feed for this section

Sergio Saldaña: “Resistencia”

4 Nov

Interesante artículo desde el blog “Tengo Trastorno Bipolar” de Sergio Saldaña. Altamente recomendado para comprender, a través de una visión personal, sobre cómo llevar la enfermedad en un contexto familiar, donde las situaciones desagradables son recurrentes en el seno del círculo enfermo-cuidadores. Una acertada opinión, a base de crudos consejos, sobre la impotencia que genera este trastorno, tormentoso y doloroso, y que arrasa con todo y con todos.

En palabras del propio autor:

“[…] Y el que quiera un final feliz, que se compre un mono. Esta es una historia de resistencia y dolor. Pero sobre todo es una historia de sacarle jugo a la vida entre una crisis y otra, de trabajar por uno mismo y por los que procuran hacerlo más fácil.”

Lectura recomendada: “RESISTENCIA“.

Rafael Narbona: Historia de un bipolar

16 Oct

Recomiendo leer este maravilloso ensayo literario sobre la vida y vivencias con el trastorno bipolar del escritor y crítico Rafael Narbona.

Rafael Narbona: Historia de un bipolar.

He aquí un pequeño fragmento:

Hasta ahora he escrito sobre el trastorno bipolar en términos poéticos, intentado mostrar que a veces la belleza se inmiscuye en el dolor y transforma el abatimiento y la euforia en experiencias que trascienden los límites del lenguaje y la razón. Ser bipolar significa transitar por una extraña penumbra sacudida por tempestades de claridad. Las palabras apenas logran reflejar esas convulsiones, que convierten la vida del bipolar en un ejercicio de funambulismo, donde cada paso entraña el riesgo de caer al vacío.” […]

Reflexiones sobre la anhedonia

5 Oct

El trastorno bipolar es insaciable. No importa qué hagas, no importa cuánto te lo curres, ni tampoco respeta a la medicación que tomas, siempre está a punto para golpearte de lleno con un martillo, contundente. La verdad algunos ya tenemos bastante suerte de estar experimentado una franca remisión. Si tu caso es el mío, el monstruo se ve forzado a dar unos pasos atrás. Para el resto, la gente que se encuentra en plena efervescencia de la enfermedad, no encontrarán compasión en su enemigo. Cada minuto del día de sus vidas solo hace que secuestrar su cerebro, de manera furtiva, haciendo de su existencia un sufrimiento perenne.

Y si, además de todo ello, descubres que también eres incapaz de disfrutar (anhedonia), ya nada te permitirá escapar de esa realidad. Cuando te encuentras en un estado verdaderamente anhedónico, poco importa que hagas y nada sirve realizar actividades que, teóricamente, son placenteras. Por mucho que lo intentes, no conseguirás disfrutar. Este un concepto dificilísimo de entender para el enfermo, y más difícil de enfrentar. Junto con el paciente, el entorno familiar y amigos, también se sienten muy impotentes.

Para algunos, la incapacidad total para disfrutar es real como la vida misma.

Inspirado en: Escaping Bipolar Disorder. (En inglés)

Me siento identificado

4 Oct

Me siento muy identificado con el siguiente relato. Se trata de la vivencia de una hipomanía:

“Perder al ser amado en una hipomanía”

Del texto destacaría esta acertadísima observación:

“Ésta fue mi primera crisis de hipomanía, ya que yo tengo el trastorno bipolar tipo I. En mi historial he tenido depresiones y manías pero no conocía los síntomas ni los pormenores de la hipomanía. El asunto es que me engañó y engañó a los demás. La hipomanía me hacía sentir con mucha energía, entusiasta, sin necesidad de dormir mucho, activa, un poco irritable, hipersexual, alegre, y con cierto grado de lucidez.”

Así es como yo mismo me he sentido muchísimas veces.

Fuente

20131004-230459.jpg

%d bloggers like this: