Archive | Noticias RSS feed for this section

Principio y fin

13 May

Hay quien sabe perdonar la vida, tener compasión del malherido, del miedoso y desdichado. Su amor por todo lo viviente es generoso y más extenso que el añil que contemple nadie en el cielo. Quizás ese Dios comprenda, pues hay quien sigue creyendo en él, pero el hecho y la determinación son facultades que todavía le pertenecen al hombre. Esta tarde muchos rezan a una muerta, apresurados, invadidos por muchas preguntas sin respuesta. Al parecer, la rabia es una arma incontrolable, sobre todo cuando se iza como forma de justicia personal, y no existe superstición alguna que purgue actos de sangre.

Hoy los noticieros informaban de la venganza hacia una política, por “algo personal” decían. A media tarde las pantallas comenzaban a iluminar el ojo espectador, sacudiendo una sobremesa que trascendía más allá de una crónica homicida más, un negro suceso cuya autoría perturba el pensamiento.

La asesina ha sido una mujer llana y rasa, y su vil atrocidad secundada por su madre. El móvil apunta a motivos personales, no se trata de ningún acto de terrorismo, a pesar de su expeditiva forma de matar, premeditada, con tres tiros por la espalda, la culminación de un acecho con los rostros cubiertos.

Probablemente la víctima fuera la primera y única de su lista, una lista negra, con el grafito bien marcado sobre el papel. Noto la rabia, la desesperación de una mujer azotada por un despido repentino, seguramente en estado de shock. Veo como escribe el nombre de su objetivo en un bloc, tras muchos intentos en los que rompe la punta del portaminas y agujerea la página, atestiguando el nerviosismo que se precipita hacia el caos.

Pero en esa mujer también veo fuerza y el instinto propio de un carácter animal. Tal como un depredador experto no dilata su primera oportunidad de cazar y como tal se ha lanzado en línea recta con empuje y nervios de acero. Todo termina con una reacción en caliente pero ejecutada sin torpeza. Quizá su único pecado haya sido no cuidar de la escena, no conservar el anonimato.

Ha sido descubierta e identificada. La juzgarán con la justicia artificial, esa que ha sido creada para minimizar el impacto de la otra justicia, la personal, la del primitivismo, la del vuelo de las hondas y las venganzas guerreras que se traman a diario en cualquier cueva. La desgracia se maximiza y pagará un precio caro: la estatua de la justicia aplastándola con un martillo.

Intento imaginar las sensaciones de la asesina segundos después de su crimen. Sentir como le enerva esa sensación orgásmica que sucumbe a una liberación, sin pensar en la culpa de después. Una parte de su cuerpo se desprende y su vida, desde que colapsó por el despido, vuelve a cobrar sentido esbozando una sonrisa. Una figura fantasmagórica y gris sublima por sus poros, cobra forma humana y se eleva. Y es entonces cuando la luz natural lo invade todo, el horizonte recobra su dimensión y la escena toma forma. El acto se acaba por firmar y se secunda. Un cuerpo yace en el suelo. Un principio y un fin al mismo tiempo.

 

%d bloggers like this: