El mundo está loco

7 Jan

Cada día me levanto más temprano y descansado. Nunca antes he dormido tan bien durante tantas noches seguidas, seguro que dibujo la pose de un tierno lirón hibernando, con la cola enroscada aprovechando su calor. Despierto siempre muy antes del alba, con la noche todavía cerrada. Desde hace tiempo empiezo a dedicarme a mí mismo las mañanas, termino antes mis quehaceres y el estrés ha dejado paso a cierto naufragio calmado.

Todas las mañanas me suena el despertador a las 6:45, aunque como digo yo ya llevo rato despierto, revolcándome entre las sábanas y el colchón, con una sensación mezcla de la pereza y el sosiego que me concedo en esos minutos mudos en mitad de la noche tardía. En muchas ocasiones no sé bien si seguir acostado, levantarme o volver a dormirme, aunque intentar esta última opción me haría perder un tiempo muy valioso para lograr un inicio de día con solvencia. Finalmente, decido levantarme, me hallo en un cuarto inundado por el naranja artificial de un halógeno. Acto seguido extiendo los brazos infantilmente al mismo tiempo que un amplio bostezo. Cambio la luz del foco por la de la lámpara de la mesita. Recorro unos pasos más hasta la ventana, giro varias veces la manivela, las suficientes para comprobar que la calle sí sigue dormida —no como yo– aletargada bajo un negro azulado interrumpido por las deslavazadas luces de las farolas. Observo que seguimos en tiempos de crisis: sólo mantienen encedidas las de un lado de la calle.

El paisaje tras el cristal de mi ventana es gris en su mayoría, destacan en la penumbra los colores de piedras pulidas sobre las fachadas, sobre todo mármol, revistiendo los portales y los bajos. Otras tallas rematan la paleta: pizarras, tejas naranjas y ladrillos multicolores. Parece como si una fina lluvia lo cubriese todo de repente. Ni siquiera los gatos parecen sorprenderse, es un día más como cualquier otro. Veo a un gato inmóvil, deslumbrado por los faros de un coche, los pájaros todavía no cantan y hacen la estampa aún más mortecina.

El mundo está loco. Están todos locos, y yo estoy cuerdo. Y con ello quiero decir que estoy cuerdo dentro de mi locura. Y eso ya es mucho, pues no hace falta decir cuánto se han ampliado los límites de mi mente. Mis experiencias vitales han sido dolorosas, pero más enriquecidoras con el paso del tiempo. He exprimido mi cerebro al máximo, al son de los envites de las manías y las depresiones, como si fuera una barquita de madera en mitad de un temporal.

Desayuno enfrente del televisor. No me hace falta reloj, los programas de la tele se suceden mostrando la hora en una esquina, aunque ni falta que hace, sigue siendo demasiado pronto para deambular. Veo dibujadas en la pantalla gente enmascarada, como disfrazada para una obra teatral. Veo tanta incoherencia flotando en el aire, me asquea tanta basura bajo la alfombra. Nuestro planeta está gravemente desequilibrado, enfermo y degenerado, evoluciona hacia atrás. Este mundo nos provoca dolor inútil, sufrimiento que hace más débil a los débiles y hacen más poderosos a los ricos e injustos de corazón. Estas ondas transmiten un mundo multicolor donde se incluye el rosa, aunque hipócritamente doy gracias de pertenecer a un país civilizado, en cierta manera yo también contribuyo a desequilibrar la balanza. Yo tengo suerte, no imagino mis condiciones de vida en otro lugar más desdichado. A veces envidio la pobreza, la pobreza de aquellos que no necesitan cosas; ni cosas, ni coches, ni casa, ni dinero, ni sexo, ni triunfo alguno. Envidio a aquellos que sólo necesitan la felicidad natural de la vida, sin aderezo alguno.

Veo la tele y me deprimo. Veo un mundo que ha perdido toda cordura, aunque algunos se erijan como valedores de la razón que cree otorgarles la civilización.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: