Falta de sueño

20 Nov

Durante las últimas dos noches he estado promediando entre 3 y 5 horas de sueño nocturno. Aunque sé que más pronto que tarde recuperaré la rutina habitual (cercana a las 9 horas), ello me crea una preocupación añadida, un signo de alerta que quizás indique que posibles oscilaciones de mi estado de ánimo no queden muy lejos.

  • Me despierto sobresaltado a eso de las tres de la madrugada. Riño con la almohada y cualquier postura me incomoda.
  • Leo un poco con el lector electrónico, o bien trasteo durante un rato en la red para buscar algún vídeo que me entretenga. Enciendo y apago
  • Me revuelvo en la cama en diferentes posiciones, pero no acierto a llevarme bien con las sábanas. Repito este proceso ansiosamente.
  • Me tomó un Orfidal, sabiendo que a estas altas horas poco me podrá hacer.
  • Mi ansiedad se acrecenta pensando en como funcionaré al día siguiente con tantas pocas horas de descanso.
  • Cuanto más se acerca el amanecer más pienso: “Sí me duermo ahora, tendré xx horas de sueño.”

Y el proceso se repite, alargando el vilo hasta el amanecer.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: